sábado, 18 de marzo de 2017

Arrival, 2016: El lenguaje arma-obsequio que ya ha llegado y es una Persona


Ayer viernes a las 20:30 horas, me encontré con esta película en la Filmoteca de Albacete: Arrival (La Llegada). No sabía de su existencia. Vi el cartel, leí la ficha técnica, y comprobé que era la hora justa para pasar a ver la función. Entré, y me entregué completamente a disfrutar de la película, intentando no perder detalle de la belleza y demás maravillas que el cine es capaz de comunicar y hacernos participar. Y volví a casa fascinada. Aún lo estoy.

Película enigmática, abierta sin duda a muchas interpretaciones, y técnicamente creo que muy bien conseguida, a mí me ha llamado enormemente la atención que presenta el lenguaje como arma- obsequio para los hombres: un lenguaje nuevo, capaz de hacer nuevas todas las cosas, hasta las más amargas, que no sólo toma parte del presente, sino del pasado y el futuro... capaz de hacer ver el sentido de la historia personal, del presente y hacia dónde caminamos... ¡asombroso!

Y además, un lenguaje universal, para todos, y que es la vida misma, es decir, no sólo es un medio para expresarnos y comunicarnos, sino un lenguaje que nos hace y hace. Que actúa en la persona con una capacidad extraordinaria para el bien personal, y para los demás. De ahí que es presentado como arma, para evitar y combatir el mal, y también, como obsequio: Un regalo que se nos da, que se nos ha dado. ¡Sólo hay que aprenderlo! El lenguaje universal del amor.

Este lenguaje es con grafía circular y discurre también en círculos: integra, acoge, comprende, abraza, perdona... de corazón a corazón: amor activo al prójimo, misericordioso.

Pues no sólo se trata de grafías o de palabras para ser habladas o escritas. En Arrival también se explica que el lenguaje conforma nuestra manera de pensar, y por tanto, de ser y de obrar. Tal como sea nuestro lenguaje, de tal manera pensaremos, y haremos.

Un lenguaje que es el arma más poderosa, y además se nos da como un obsequio: un regalo.

Yo no puedo más que decir que este lenguaje ya ha llegado. Se nos ha dado como la mejor arma y el regalo más grande que nos puedan hacer: Es una Persona: Jesucristo, el Hijo de Dios. Alguien que ha de ser asumido y que espera de cada uno que lo hagamos: si lo acojo, estoy salvado; si lo rechazo me condeno, no por él, sino por mí mismo... porque Dios no condena, Él sólo ama y salva.

¡Qué necesario es conocer a esta Persona, que la demos a conocer, y que despertemos interés para que sea conocida!

La protagonista de Arrival, en su afán por conocer este lenguaje, llega un momento en que corre hacia la nave, ella sola, y se queda esperando, y la nave va hacia ella, enseguida, para que entre. Y ahí dentro ella se transfigura y empieza a entender.

Yo no puedo más que decir que esta nave es... la Iglesia Católica.

Y que esta película es del 2016, el Año Santo de la Misericordia.

martes, 21 de febrero de 2017

Juan Pablo II, siempre cercano a las personas con discapacidad


Juan Pablo II, siempre cercano a personas con discapacidad

El Papa Juan Pablo II, que falleció el pasado 2 de abril, realizó durante su Pontificado una constante defensa de los derechos y la dignidad de las personas con discapacidad. Como el Santo Padre recordó numerosas veces, "la atención a los discapacitados es un buen termómetro de la calidad de vida".

La última vez que habló sobre este tema fue en 2004, con motivo del Simposio Internacional sobre "Dignidad de las personas con discapacidades", celebrado en el Vaticano del 7 al 9 de enero de este mismo año por iniciativa de la Congregación para la Doctrina de la Fe.

"Los derechos y obligaciones son iguales para todos los seres humanos, no únicamente para los sanos. La sociedad debe ayudar a las personas con discapacidad para que puedan desarrollar todos sus dones; ésa es la base de las sociedades justas y solidarias", afirmó el Papa entonces.

En 2002, durante la reunión que mantuvo con miembros de 75 países de la asociación "Fe y Luz", una entidad que se dedica a trabajar para mejorar la calidad de vida de enfermos y discapacitados, afirmó, refiriéndose a las personas con discapacidad, que "debemos de aprender mucho de ellos y saber que ocupan un lugar específico en la Iglesia".

En esta cita, también tuvo palabras de reconocimiento para las familias, a las que felicitó por "Trabajar por la dignidad de cada ser humano y para que no se atente jamás contra el don de la vida, especialmente cuando se trata de niños con discapacidad".

Dos años antes, Wojtyla, en su homilía del 3 de diciembre de 2000, se dirigió a los muchos discapacitados congregados con palabras de admiración.

A este respecto, también recordó el papel que debe jugar la Iglesia en la vida de estas personas: "Sabemos que las personas con discapacidad no sólo requieren atención, sino ante todo amor que se transforme en reconocimiento, respeto e integración".

Una de sus primeras referencias dirigidas al mundo de la discapacidad la hizo el Santo Padre en 1981, tres años después de haber sido nombrado Papa, cuando dijo, en una de sus intervenciones públicas, que "en Dios descubrimos la dignidad de la persona. El grado de Salud física o mental no añade ni quita nada a la dignidad humana".


Artículo del Boletín Informativo COCEMFE-FAMA ALBACETE (España). Marzo 2005

domingo, 19 de febrero de 2017

Poema de Navidad, inspirado en la Jornada Mundial de la Juventud 2016, celebrada en Polonia, en el Año Santo de la Misericordia

El Niño-Dios, sonriendo a la multitud saluda. María, en el corazón, guarda lo que ve y escucha. La Navidad este año es muy actual, no hay duda.



N A V I D A D 2016

NO LLORES, MI VIDA,
SONRÍE, JESÚS,
QUE A ADORARTE VIENE
UNA MULTITUD.

  Jóvenes de todo el mundo
al regresar de Polonia
ofrecen al Niño Dios
obras de Misericordia.

NO LLORES, MI VIDA...

Los muchachos de Brasil
a los niños de la calle
obsequian con su comida
para que nunca les falte.

NO LLORES, MI VIDA...

Los alemanes, tan serios,
de su casa abren las puertas
para alojar al que viene
buscando digna vivienda.

NO LLORES, MI VIDA...

También fueron a Cracovia
representantes de Alepo,
ciudad en la que es urgente
que alguien entierre a los muertos.

NO LLORES, MI VIDA...

Los canadienses del frío
tienen buenas experiencias;
ofrecen ropa de abrigo
a los que desnudos llegan.

NO LLORES, MI VIDA…

Los italianos recuerdan
a sus grandes pedagogos
y enseñan al que no sabe
con el método Don Bosco.

NO LLORES, MI VIDA...

Y los que vuelven a México
con los calores de Mérida
dan a todos limonadas
para que nunca sed tengan.

NO LLORES, MI VIDA...

En España consejeros
hubo de gran relevancia,
ejemplo, Santa Teresa
o el maestro Juan de Ávila.

NO LLORES, MI VIDA...

Los que vuelven a Calcuta
saben que Madre Teresa
siempre quiere que el enfermo
acompañado se vea.

NO LLORES, MI VIDA...

Japoneses con paciencia
y con mucha caridad
a corregir al que yerra
comprometidos están.

NO LLORES, MI VIDA...

Los franceses se presentan
para consolar al triste
pues que Niza y Normandía
difícil es que se olvide.

NO LLORES, MI VIDA...

Un grupo de Venezuela
sacar de la cárcel quiere
a aquellos presos políticos
que su gobierno retiene.

NO LLORES, MI VIDA...

Las flaquezas de los prójimos,
africanos de Nigeria
con sus abiertas sonrisas
soportarán con paciencia.
 
NO LLORES, MI VIDA...

Los cristianos perseguidos
en China perdonarán
las injurias recibidas.
Mucho hay que perdonar.

NO LLORES, MI VIDA...

Los polacos siempre fieles,
con San Juan Pablo y Faustina,
por los vivos y difuntos
a Dios sin cesar suplican.

NO LLORES, MI VIDA...

EL NIÑO-DIOS, SONRIENDO
A LA MULTITUD SALUDA,
MARÍA, EN EL CORAZÓN
GUARDA LO QUE VE Y ESCUCHA.
LA NAVIDAD ESTE AÑO
ES MUY ACTUAL, NO HAY DUDA.

 

Escrito en julio por Carmen Auristela Agulló Vives, motivada por las trasmisiones audiovisuales, desde Polonia, de la Jornada Mundial de la Juventud, 2016, en el marco del Año Jubilar de la Misericordia.

Carmen Auristela Agulló Vives
ALBACETE (España)